5 tips para diseñar tus invitaciones de boda

  1. Conoce tu estilo

¿Quieres unas invitaciones tradicionales, elegantes, retro o vintage? Lo primero que debes saber es qué estilo quieres. La mayoría de parejas elige un estilo que refleje sus personalidades o el tema de la boda. Haz una lista con palabras que te vengan en mente cuando piensas en tus invitaciones de boda. Luego, intenta encontrar un estilo que se ciña a ellas. Te será muy difícil encontrar invitaciones que te gusten sin saber el estilo. Si necesitas inspiración, te dejamos con nuestros diseños para que te aclaren un poco las ideas.

Por ejemplo:

  • Minimalista
  • Elegante
  • Clásica
  • Natural

  1. Considera las dimensiones

Dependiendo del tamaño del papel, podrás escribir más o menos información. Elige si las quieres verticales u horizontales. Es buena idea imprimir o recortar cómo serán las dimensiones para hacerte una idea de cómo de grande serán las letras. ¡Importante! Recuerda que el sobre debe ser más grande que el papel y no de las mismas exactas dimensiones: la carta no entrará en el sobre.

  1. ¡Ojo con las tipografías!

Hay muchísimas tipografías preciosas para uso personal ahí fuera. Cuidado no te animes y utilices demasiadas, la invitación puede quedar un poco extraña. Intenta ceñirte a dos o tres tipografías diferentes que sintonicen bien entre ellas. También puedes jugar con diferentes grosores, colores… Lo que recomendamos es utilizar dos tipografías diferentes y utilizarlas para los menús, meseros, etc. Para los nombres de los novios siempre queda bien una tipografía tipo handwritten como SELIMA. Para el resto de detalles en la invitación es mejor usar tipografías más entendibles como BRANDON GROTESQUE.

  1. La calidad importa

Tanto la del papel como del sobre, la calidad siempre importa. El papel convencional tiene un grosor muy fino y se rompe o estripa fácilmente. Opta por un grosor un poco más contundente y resistente. Y si además quieres darle un toque diferente a tus invitaciones, te proponemos el papel con semillas. Se trata de una solución mucho sostenible. Además, piensa que normalmente las invitaciones, menús y meseros acaban en la basura. ¿Te imaginas que tus invitados puedan plantar las invitaciones y ver cómo crecen plantas? Tu boda puede cobrar vida con Sheedo.

  1. Sobre todo, ¡personalízala!

Usando una plantilla o creándola desde cero, ¡tus invitaciones de boda son tuyas y solo tuyas! Hazlas a tu medida, personales y a juego con la pareja. Añade tu toque personal y no tengas miedo de ser creativo, ¡es tu boda! Nadie puede impedirte tener invitaciones de boda de colorines si es lo que más deseas.